The Tower of Babel

The Tower of Babel (Read as: Allah; deep in to the earth; tall as a tower; a missile; the number 7 in circle and the number 1) 2010 graphite on marble, 16 ¼ x 36 inches. Private collection, Madrid, Spain

La Torre:
“…es la Humanidad, que lleva dentro de sí su propia muerte, que se representa en el misil (cumbre de la “obra” destructiva del ser humano)”.
Ada García Valido, La Habana, mayo 2010.

“Asimismo, por esta razón, el arcano decimosexto del Tarot expresa la catástrofe en forma de torre herida por el rayo. *(En este caso “el rayo” se propone en reversa=percance. Reproducción de poderes naturales). Sin embargo, en el simbolismo de la torre cabe hallar una ambi-tendencia. Su impulso ascensional iría acompañado de un ahondamiento; a mayor altura, más profundidad de cimientos. Nietzsche habló de que se desciende en la medida en que se asciende. Nerval, en “Aurelia” concretamente, se refiere al simbolismo de la torre y dice: “Me hallaba en una torre, tan honda en sus cimientos, hundidos en la tierra, y tan alta en su vértice, aguja del cielo, que ya toda mi existencia parecía obligada a consumirse en subir y bajar”.

“En el sistema jeroglífico egipcio, signo determinante que expresa la elevación de algo, o la acción de elevarse por encima de la norma vital o social. La torre, pues, corresponde al simbolismo ascensional primordialmente. *(Babel se visualiza en ascensión helicoidal / evolutiva). En la Edad Media, torres y campanarios podían servir como atalayas, pero tenían un significado de escala entre la tierra y el cielo, por simple aplicación del simbolismo del nivel para el cual altura material equivale a elevación espiritual. El símbolo de la torre, por su aspecto cerrado, murado, es emblemático de la Virgen, como muestran numerosas pinturas y grabados alegóricos y recuerdan las letanías. Como la idea de elevación, antes mencionada, implica la de transformación y evolución, de ahí que el atanor u horno de los alquimistas tuviera la simbólica forma de una torre, para expresar -inversamente- que la metamorfosis de la materia implicaba un sentido ascensional. También se menciona a este propósito la torre de bronce en que fue encerrada Dánae, la madre de Perseo. Finalmente, queremos indicar una analogía: torre, hombre *(Numero 1=individuo). Así como el árbol se acerca a la figura humana más que los animales, que avanzan con el cuerpo horizontal, así la torre es la única forma de construcción que toma la vertical como definición. Las ventanas del último piso, casi siempre grandes, corresponden a los ojos y al pensamiento. Por esa causa se refuerza el simbolismo de la torre de BABEL como empresa quimérica, que conduce al fracaso y al extravío mental…”
C. G. Jung; Transformaciones y símbolos de la líbido, Buenos Aires, 1952.

Numero 7 (7 naves):
“Orden completo, período, ciclo. Está compuesto por la unión del ternario y el cuaternario, por lo que se le atribuye excepcional valor (43). Corresponde a las siete direcciones del espacio (las seis existentes más el centro) (7). Corresponde a la estrella de siete puntas, a la conexión del cuadrado y el triángulo, por superposición de éste (cielo sobre la tierra) o por inscripción en su interior. Gama esencial de los sonidos, de los colores y de las esferas planetarias. Número de los planetas y sus deidades, de los pecados capitales y de sus oponentes. Corresponde a la cruz tridimensional. Símbolo del dolor.”

*Notas del autor.